El número del destino

Si conoces tu Numero Destino, puedes llegar a comprender con más claridad cuales caminos de vida se adaptan mejor a las características principales de tu personalidad. Este número representa la clave de nuestro accionar en vidas pasadas, en lo que se ha trabajado antes, en lo que hemos estado intentando corregir o desarrollar. Más en http://www.tarotistasbuenas.eu

 

La mayoría de las veces es algo en que se ha trabajado por muchas vidas y es una cualidad o talento que uno tiene. Por eso también representa lo que los demás ven en nosotros, nuestro rasgo predominante y, muchas veces, algo en lo que podemos confiar y usar para ayudarnos. Para obtener este número suma los cuatro dígitos del año en que naciste, reduciendo el resultado final.  Por ejemplo: para 1958; sumas 1+9+5+8= 23; 2+3=5.

 

Para poder interpretar con mayor facilidad nuestros números y ciertas relaciones entre ellos, es conveniente acomodarlos de la siguiente manera. Lo que equivale a:

Cuando el número de Destino se repite con el número del Alma o de la Misión, significa que esa persona no consiguió desarrollar la cualidad o aspecto que tenía por misión hacer, pues fallo en algo o se equivocó y ahora necesita reiniciar el trabajo en esa área. Lo que equivale a un ciclo pendiente.

Existen algunos números especiales cuya suma no se reduce a un solo digito, esos son los números 11 33 y 22, que son números excepcionales en la Numerología. Estos números requieren de un análisis diferente. Si la suma de tu fecha de nacimiento arroja algunos de estos números, tienes un Destino verdaderamente especial.